El alma de la marca
Las historias y experiencias serán más importantes en el futuro que los productos, porque la capacidad de transmitir emoción es lo más importante ya que se convertirá en una representación mental de cómo el cliente la percibe según cómo hayan sido sus experiencias, emociones, percepciones o sentimientos en los diferentes contactos o impactos que la marca o la empresa hayan causado al interaccionar con él.

El poder de la marca

  • Diferenciarse, es la clave de los negocios. 
  • Objetivo, extender la marca en el mercado, posicionándola como un referente de valor, credibilidad y singularidad para ubicarla en la mente de los consumidores.
  • Posicionamiento, buscar que una persona relacione positivamente en su mente la marca con la experiencia que transmite y así conseguir llegar a ser su lovemark (sentimientos positivos generados por la marca o empresa en el cliente que mantiene un vínculo estable y fiel, prefiriendo, siempre, esa marca ante de cualquier otra.