INSCRÍBETE AQUÍ

La sostenibilidad trata de garantizar las necesidades del presente sin comprometer a las futuras generaciones y sin renunciar a ninguno de estos tres pilares esenciales: la protección medioambiental, el desarrollo social y el crecimiento económico. En este sentido, la arquitectura y la construcción juegan un papel fundamental en la búsqueda de un horizonte sostenible. Los edificios de viviendas, son la base de la ciudad, dando forma al 90% del tejido urbano. Por esta razón es fundamental prestar especial atención a cómo proyectarlos y construirlos, de manera que podamos garantizar la protección medioambiental y  garantizar la salud y bienestar del ocupante del edificio.Edificios de consumo de energía casi nulo, incluso de balance positivo, adquieren valor no solo por lo que aportan a nivel medioambiental, sino por los beneficios económicos que generan. El coste de un edificio no se limita al coste de construcción. Cada vez toma mayor relevancia el coste de mantenimiento y el uso durante su vida útil. La educación, divulgación y conciencian son imprescindibles para que este parámetro, que en el pasado estaba en un segundo plano, se esté convirtiendo en uno de los principales argumentos a la hora de promover un proyecto de este tipo.

 

 

 

 

RECUERDA: